NO RENDIRSE

no rendirseNO RENDIRSE

Sea cual sea la actividad empresarial en la que uno esté inmerso, está claro que lo más fácil y cómodo cuando las cosas dejan de ir bien, o no llegan a despegar del todo, es rendirse y tirar la toalla. Esto es así de claro y así de crudo. Hacerle un guiño a la comodidad, la despreocupación y la irresponsabilidad,… ¡eso es rendirse!, aprender a no rendirse es rendirse ante la excelencia, hacerla tuya.

Muchos proyectos fracasan porque no se ponen los medios, ni humanos ni materiales y se pierde la esperanza en que aquello arranque, y otros tantos porque aquello no va, por mucho empeño que le pongas. ¡Cambia a otra cosa!

Cuando se abandona una empresa… se cierra un negocio… se acaba una actividad económica, puede ser porque uno se rinde ante los obstáculos, o porque “aquello” produce pérdidas y es mejor cambiar el chip. ¡Cámbialo si es necesario!

La desilusión en ambos casos provocará el abandono. La intuición te guiará a la hora de saber si merece la pena seguir o no… ¡úsala!

La experiencia de miles de emprendedores nos dice que el éxito siempre llega después del fracaso, es con el aprendizaje natural, como se aprende a remontar. Y si fracasaste, levántate y lucha de nuevo. Busca nuevas formas creativas de emprender… ¡No rendirse será tu bandera!

Si somos continuamente negativos, con dudas, miedos, desconfianza en el futuro, estamos estresados porque queremos hacerlo todo a la vez y nos sentimos culpables por uno u otro motivo… es entonces, cuando tenemos todas las papeletas para que nos toque fracasar y hacer las maletas hacia una tierra de nadie. Además, nos sentiremos aliviados porque nos quitaremos un gran peso de encima. Y lo peor, dejarás de creer en ti y morirá tu espíritu emprendedor. ¡No queremos eso!

APRENDER A NO RENDIRSEno rendirse

Aprende a visualizar lo que quieres y ten una fe fuerte. Trabaja duro y empieza a aliarte con personas positivas que te animarán a seguir adelante. Serán tu combustible y te ayudarán a tomar acción de forma efectiva. Aunque la fuerza motor debe estar en tu interior.

Ama lo que hagas y preocúpate por tu gente. Ten mucha fe y no te rindas. Siempre habrá obstáculos pero también siempre habrá soluciones.

Tan solo haz lo que estimes correcto y si no sale a la primera, saldrá a la segunda. Confía en ti, no te desanimes y tampoco tengas prisa por hacer las cosas, mejor hazlas bien.

No rendirse formará parte de tu filosofía de emprendedor y valorarás el poder de saber que, por mucho que uno haya fracasado, ¡lo importante es hacer algo para mejorar!

 

Nos vemos,

 

Oscar Sánchez

http://www.OscarSandor.com

Contacto: dekperate@hotmail.com

Conéctate conmigo:

https://www.facebook.com/dekperate

https://twitter.com/Dekperate

https://www.youtube.com/channel/UCGSrHGfwDjTendRoYnAIKUA

Deja un comentario